Contacto Facebook Twitter Instagram Youtube RSS
 
 
La información sísmica proviene de la base de datos del Instituto Geográfico Nacional (IGN) (https://doi.org/10.7419/162.03.2022). Cartografía Ráster de España del IGN CC BY 4.0 ign.es. Batimetría del IGN y EMODnet Bathymetry (European Marina Observation and Data Network). (https://tiles.emodnet-bathymetry.eu). Principales fallas activas durante el Cuaternario extraídas de la base de datos QAFI (García-Mayordomo et al., 2012; IGME, 2022). FAST: Falla Aljezur-S. Teotónio fault system, FGUB: Falla Banco del Guadalquivir, FPB: Falla Banco de Portimao, FC: Falla de Carcavai, FCPN: Falla Coral Patch Norte, FCPS: Falla Coral Patch Sur, FGB: Falla Banco de Gorringe, FH: Falla de Herradura, FLN: Falla Lineamiento Norte, FLS: Falla Lineamiento Sur, FMP: Falla Marqués de Pombal, FS: Falla del Sena, FSVC: Falla San Vicente Canyon. CSV: Cabo de San Vicente. BG: Banco de Gorringe, BP: Banco de Portimao.
DESCRIPCIÓN REGIONAL Y CONTEXTO GEOLÓGICO

Esta zona incluye el golfo de Cádiz y su prolongación hacia el oeste a lo largo del límite entre las placas tectónicas europea y africana hasta la cordillera de Gorringe. El golfo de Cádiz es una cuenca marina que incluye el entrante del océano Atlántico que baña la costa SO de la península ibérica, desde el cabo de San Vicente hasta el estrecho de Gibraltar, y la costa NO de Marruecos.

Se trata de una extensa región que evoluciona desde la zona somera de plataforma continental a lo largo de la costa, hasta la zona abisal en la región occidental donde se superan los 4500 m de profundidad. El talud continental que conecta ambos dominios, oceánico y continental, muestra importantes cañones submarinos cuyos trazados están condicionados por altos del basamento como el del Guadalquivir y Portimao.

La región abisal presenta diversos montes submarinos correspondientes la mayoría a volcanes extintos que no llegaron a emerger. Entre estos relieves destacan la cordillera de Gorringe, con 200 km de longitud y 70 de anchura en dirección NE-SO, y el monte submarino de Coral Patch, con 100 km de longitud y 50 de anchura en dirección ENE-OSO. Estos dos grandes relieves dan lugar a la subdivisión de la región abisal en tres llanuras diferenciadas, de norte a sur, la del Tajo, la de la Herradura y la del Sena.

Desde el punto de vista geológico, se trata de una región compleja formada por diferentes dominios corticales, corteza continental adelgazada de edad paleozoica a lo largo de los márgenes continentales de Iberia y África, corteza oceánica de edad jurásica en la zona centro y suroccidental, y corteza conformada por manto exhumado durante el Cretácico inferior en la zona noroccidental. La zona del golfo de Cádiz se encuentra limitada al norte por el macizo Ibérico y la cuenca del Algarve y en la parte oriental por el arco orogénico de la cordillera bético-rifeña, la más occidental de las cadenas alpinas mediterráneas.

Sobre este heterogéneo y accidentado basamento se deposita de manera discordante una cobertura sedimentaria en la que se distinguen varias unidades de materiales de edad mesozoica a cuaternaria y espesor variable que puede alcanzar varios km de potencia. Dentro de estas unidades, la unidad alóctona o prisma de acreción, que se distribuye con forma de cuña por toda la zona central del golfo, constituye el principal relleno por espesor y distribución. Esta unidad está constituida por un conjunto de láminas imbricadas que avanzan sucesivamente mar adentro y alcanzan de forma progresiva distancias cada vez mayores. Otro rasgo característico en la zona es la presencia de gran cantidad de diapiros arcillosos y salinos, además de volcanes de fango.

© Instituto Geográfico Nacional - C/ General Ibáñez de Ibero, 3. 28003 Madrid - España.
sismologia@transportes.gob.es