Castellano | English Contacto Facebook Twitter Instagram Youtube RSS

Origen de los datos geológicos: Mapa Geológico 1M (2015) del ©Instituto Geológico y Minero de España (IGME)

Sismicidad en las Islas Canarias

Geología y tectónica de la zona

La zona con mayor actividad sísmica de Canarias, no relacionada directamente con la actividad volcánica, se encuentra en el canal entre las islas de Gran Canaria y Tenerife. En esta zona se concentra una cantidad continua de terremotos localizados desde que existe instrumentación sísmica desplegada. Hoy en día se localizan del orden de 400-500 terremotos anuales en esta zona, de los cuales, entre 5 y 7 son de magnitud mayor que 2,5. La sismicidad se produce a profundidades de entre 0 y 40 km. Fue en esta zona donde se produjo uno de los mayores terremotos de Canarias durante los últimos 50 años, el 9 de mayo de 1989 con una magnitud de 5,2 y que fue ampliamente sentido en las islas de Tenerife y Gran Canaria (Mezcua et al., 1992).

El origen de esta sismicidad está todavía hoy en discusión. La zona coincide con la existencia de un prominente volcán submarino conocido como Volcán de En medio, cuya última erupción tiene una datación desconocida, si bien los primeros estudios del terremoto de 1989 descartaban el origen volcánico de esta sismicidad (Mezcua et al., 1992). Recientemente, Blanco-Montenegro et al. (2018) proponen la presencia de fallas, si bien más próximas a la isla de Gran Canaria y finalmente Barbero et al. (2018) han descubierto la existencia de un movimiento relativo de aproximación entre las dos islas debido a un ajuste hidrostático de Tenerife y que podría explicar la existencia de esta sismicidad.

- Barbero, C. Torrecillas, G. Prates, R. Páez, J. Gárate, A. García, M. Berrocoso (2018). Assessment of ground deformation following Tenerife’s 2004 volcanic unrest (Canary Islands). Journal of Geodynamics Volume 121, November 2018, Pages 1-8
- Blanco-Montenegro, I., F.G. Montesinos y J. Arnoso (2018). Aeromagnetic anomalies reveal the link between magmatism and tectonics during the early formation of the Canary Islands. Sci Rep 8, 42. https://doi.org/10.1038/s41598-017-18813-w
- Mezcua, J., E. Buforn, A. Udías y J. Rueda (1992). Seismotectonics of the Canary Islands. Tectonophysics 208, 447-452.

Sobre la llanura abisal basáltica entre las dos islas, se encuentran algunos elementos estructurales y morfológicos de primera magnitud. Los principales son:

Deslizamientos. La teoría de los grandes deslizamientos en islas volcánicas dice que se crean depósitos de grandes avalanchas rocosas en los fondos oceánicos alrededor de las islas Canarias. Son grandes depósitos submarinos en forma de abanico que se abren al pie de los mismos, sobre la llanura abisal.

En el fondo oceánico entre Tenerife y Gran Canaria hay grandes extensiones de depósitos de “debris” movilizados que cubren parte del suelo oceánico. De los diversos deslizamientos prehistóricos descritos en la costa sur de la isla de Tenerife, destaca el de Güimar (2.600 km2) producido hace unos 800.000 años. La depresión que quedo en la ladera tiene una anchura de entre 9 y 12 km y grandes escarpes laterales (hasta 300 m de desnivel) y de cabecera, y dentro de ella se encuentran los depósitos deslizados que no llegaron al mar intercalados entre nuevas erupciones históricas y subhistóricas. Su cabecera coincide con la Cordillera Dorsal, principal zona de rift de la isla, con dirección NE, y alturas máximas de 1700-2200 m.

El abanico de “debris avalanche” del fondo oceánico en el litoral de Tenerife proviene de este deslizamiento y tiene un volumen de materiales >120 km3.

Por su parte, la costa oeste de la isla de Gran Canaria también ha sufrido varios deslizamientos gravitacionales en los altos acantilados del edificio basáltico mioceno a ambos lados del barranco de la Aldea de san Nicolás. En el sector sur (Güi-Güi, y barrancos de Tasarte y Tasartico) grandes volúmenes de rocas principalmente basálticas se derrumbaron en el fondo del mar formando abanicos de “debris” que no parece que se solapan con el de Güimar. Por su parte, en el sector norte, los mayores acantilados de la isla, como el del Anden Verde y Risco de Faneque, también han sufrido deslizamientos mayores, dejando un gran abanico de “debris” que sí se solapa con el de Güimar.

La falla de Enmedio es una zona con una sismicidad y una actividad volcánica permanente (aunque no actualmente) que no es algo episódico. Según todos los terremotos que han ocurrido en el sector de la falla son de origen tectónico. La longitud de la falla principal se estima en unos 35 km y se sitúa muy cerca del volcán de Enmedio. Los terremotos registrados suelen tener su hipocentro entre 25 y 35 km de profundidad, la mayoría, aunque se han registrado alguno a profundidades medias de hasta 70 km.

El volcán de Enmedio es un volcán submarino que se encuentra a 25,47 km del faro de Abona (costa de Tenerife) y a 36,2 km de la Aldea de San Nicolás (Gran Canaria).

    • Altura: 470 m desde el fondo
    • Base: 2,88 km
    • Profundidad: 2.100 m es la base

En el año 1989 hubo sobre él uno de los terremotos de mayor magnitud de la zona: uno de 5,2 grados Richter, con una treintena de réplicas. El sismo fue perceptible en toda la isla de Tenerife (con especial incidencia en la costa este) y en mucha menor medida en las islas cercanas de La Palma, Gran Canaria, La Gomera y El Hierro.

Actualmente, no se le conoce actividad y es probable que si la tuviera no se notaría en superficie dada la profundidad a la que se encuentra. Muy cercanos al gran cono principal, hay otros dos pequeños conos de 100 m de altura.

© Instituto Geográfico Nacional - C/ General Ibáñez de Ibero, 3. 28003 Madrid - España.
ign@fomento.es