castellano english

Principales fallas activas durante el Cuaternario extraídas de la base de datos QAFI (García-Mayordomo et al., 2015; IGME, 2015) (líneas azules). Dirección de movimiento relativo de las placas Africana y Euroasiática (Flechas azules grandes). COA: Cuenca oeste de Alborán, CEA: Cuenca este de Alborán, CSA: Cuenca sur de Alborán, FA: Falla de Adra, FC: Falla de Carboneras, FAV: Falla de Averroes, FAN: Falla de Alborán norte, FY: Falla de Yusuf, FAL: Falla Al-Idrisi, FT: Falla de Tofiño, FJ: Falla de Jebha.

Sismicidad en el mar de Alborán

Históricamente han ocurrido grandes terremotos al norte del mar de Alborán como el terremoto de 1522 con 1.000 víctimas mortales y la caída de la mayor parte de las casas de Almería y Ugíjar (Granada) o el de 1680 que produjo 70 muertos y la destrucción del 20% de las casas de Málaga. En los últimos 100 años se han detectado multitud de terremotos superficiales principalmente al noroeste de la falla de Carboneras (FC) y en la zona de Alhucemas y falla de Al Idrisi (FAL), como por ejemplo el terremoto de M6,2 en 2004 que causó 600 víctimas en Marruecos y el terremoto de M6,3 en 2016 un poco más al norte. La existencia de un conjunto significativo de terremotos de profundidad intermedia (40-120 km), cuyos epicentros se alinean con una dirección NNE-SSO desde Málaga hasta la costa de Marruecos, y de otros que ocurren de manera esporádica con más de 600 km de profundidad, con epicentros en tierra al sur de Granada, como el de M7,1 en 1954 y M6,2 en 2010, ha dado lugar a distintas teorías sobre las que todavía no existe un acuerdo unánime. Algunas de las más aceptadas son la existencia de una subducción de la litosfera oceánica del Atlántico bajo el arco de Gibraltar con un buzamiento hacia el este que se hace prácticamente vertical en profundidad o la ocurrencia de distintos procesos de delaminación bajo el mar de Alborán.

Tectónica del mar de Alborán

El mar de Alborán está situado entre la cordillera Bética y el Rif. Juntos forman lo que se conoce como el arco de Gibraltar, un orógeno alpino en la parte más occidental del mar Mediterráneo. Este sistema se formó en el Mioceno inferior por la migración hacia el oeste de la microplaca de Alborán que colisionó tangencialmente con la placa Ibérica en el contexto de la convergencia NO-SE entre las placas Africana y Euroasiática. Este escenario dio lugar a una compresión y una extensión cortical simultánea formando las cordilleras circundantes y la cuenca de Alborán respectivamente. La extensión en el mar de Alborán produjo un adelgazamiento de la corteza continental y magmatismo y volcanismo en el Mioceno superior, de modo que sus fondos presentan un accidentado y complejo relieve, con subcuencas separadas por elevaciones submarinas y conos volcánicos. La etapa extensiva cesó en el Tortoniense superior dando lugar a un régimen predominantemente compresivo acomodado mediante plegamientos alineados perpendicularmente a la compresión y fallas inversas y de desgarre con orientaciones NNE-SSO y ONO-ESE.

Bajo el mar de Alborán se encuentra una fina corteza continental de 15-20 km de espesor formada por rocas metamórficas alpinas sobre un basamento Varisco. La cobertera Neógena y Cuaternaria incluye rocas sedimentarias del Mioceno inferior, junto a capas volcánicas básicas e intermedias de edad Tortoniense. El fondo marino presenta profundidades medias de unos 1.000 m, alcanzando los 2.000 m en la zona oriental.

Actualmente la convergencia entre Eurasia y África en la región tiene una dirección NO-SE con una tasa de movimiento de 5 mm/año. Entre las estructuras tectónicas destacan la cresta de Alborán y el monte submarino de Francesc Pagès, cordilleras submarinas de unos 100 km y 20 km de longitud respectivamente con orientación NE-SO y delimitadas al norte y al sur por fallas inversas con buzamiento opuesto; y por otro lado, dos juegos de fracturas direccionales conjugadas: las sinestrales de dirección NNE-SSO como la falla de Al-Idrisi (FAL) o de dirección NE-SO como la falla de Carboneras (FC) y las de dirección ONO-ESE, dextrales, como la falla de Yusuf (FY), formada por dos segmentos de unos 100 km de longitud cada uno. Parte de la cresta de Alborán fue un activo edificio volcánico durante el Mioceno superior. Esta elevación, en la que la isla de Alborán es su único afloramiento en superficie, divide el mar de Alborán en tres subcuencas: oeste, este y sur.

© Instituto Geográfico Nacional - C/ General Ibáñez de Ibero, 3. 28003 Madrid - España.
ign@fomento.es