Noticias de actualidad

 

14/12/2020

Una nueva técnica para estudiar regiones de formación estelar

Las nubes moleculares son enormes concentraciones de gas donde el proceso de formación estelar tiene lugar en la actualidad. Estas nubes recuerdan a las de la atmósfera terrestre en su apariencia irregular, pero su física interna es mucho más compleja debido a la acción combinada de la fuerza de la gravedad, los campos magnéticos, y los movimientos turbulentos del gas. Entender la estructura de las nubes moleculares es un paso necesario para desentrañar el proceso de formación estelar tanto en nuestra galaxia como en galaxias lejanas.

La técnica tradicional para estudiar nubes moleculares consiste en cartografiar la emisión de sus moléculas usando observaciones a frecuencias radio. Desgraciadamente, la mayoría de los detectores en los radiotelescopios actuales constan de un único píxel, por lo que para cartografiar una nube molecular es necesario realizar lentos barridos espaciales que requieren cientos de horas de observación. Por ello, hasta la fecha solo ha sido posible cartografiar en una variedad de moléculas unas pocas nubes, y no con la suficiente profundidad como para determinar en detalle la totalidad de su estructura interna.

En un reciente trabajo, un equipo de astrónomos del Observatorio Astronómico Nacional (OAN) compuesto por Mario Tafalla y Antonio Usero, en colaboración con Álvaro Hacar, antiguo becario del IGN y en la actualidad profesor en la Universidad de Viena, ha propuesto el uso de técnicas de muestreo como alternativa al tradicional cartografiado de nubes moleculares.

Este tipo de técnicas, nunca antes usadas en el estudio de nubes moleculares, permite reducir enormemente el tiempo de telescopio concentrando la observación en una muestra de puntos que representa a la totalidad de la nube. Elegir esta muestra de puntos requiere una consideración detallada de las características generales de las nubes moleculares, y en su trabajo, los astrónomos del OAN han concluido que el llamado muestreo estratificado aleatorio proporciona la solución óptima. Para demostrar esta técnica, los investigadores han observado la nube molecular de Perseo, una de las regiones de formación estelar más cercanas a la Tierra, usando el radiotelescopio de 30 m del Instituto de Radioastronomía Milimétrica (IRAM) en Pico Veleta, Granada, del que el IGN es copartícipe. Gracias a estas observaciones, ha sido posible caracterizar y modelizar por primera vez la totalidad de la nube de Perseo, desde sus capas más externas hasta las regiones más densas donde se están formando las estrellas. El trabajo ha sido enviado a la revista Astronomy & Astrophysics (A&A), donde está siendo evaluado de cara a su próxima publicación.

11/12/2020

Serie sísmica Golfo de Valencia diciembre 2020

El día 1 de diciembre de 2020 se inició una pequeña serie sísmica en el Golfo de Valencia, en el mar a unos 30-40 km frente a la costa de la ciudad de Valencia, con la ocurrencia de un terremoto de magnitud 3,2 (mbLg) que fue sentido en algunas poblaciones valencianas con intensidad máxima de II. Entre el día 1 y el 6 de diciembre el IGN localizó 39 terremotos todos de magnitud mbLg ≥ 1,5, de los cuales casi el 90% ocurrieron el día 1. Se registraron 14 terremotos con magnitud > 2,0, de los cuales la magnitud máxima corresponde al terremoto principal de mbLg 3,2, siendo éste el único terremoto sentido por la población.

En la misma zona, ya ocurrió una serie sísmica similar en septiembre de 2003. En esta ocasión la serie duró 37 días y tuvo una magnitud máxima registrada de 4,6 (mbLg) e intensidad máxima de IV. En el registro histórico, destacan dos terremotos localizados en tierra al sureste del área epicentral de la serie actual, un terremoto en 1396 de intensidad máxima VIII-IX y otro en 1748 de intensidad máxima IX. En época instrumental, además del de 2003, se produjo un terremoto en 1968 y magnitud 4,5 (mbLg) localizado en el mar en las proximidades de la zona epicentral actual.

La presente serie sísmica ha ocurrido al suroeste del denominado canal de Valencia, una cuenca mediterránea situada en el extremo occidental del Mediterráneo, entre la costa nororiental de la Península Ibérica y las Islas Baleares. La tectónica reciente de esta zona está caracterizada por un régimen extensivo E-W, donde se han cartografiado diversas fallas normales con direcciones ENE-WSW y N-S. Este régimen extensivo corresponde a una compresión casi N-S predominante en el sur de la Península Ibérica y que es fruto de la convergencia entre las placas Africana y Euroasiática.

11/12/2020

Campaña de observación de la Red de Estaciones Seculares del IGN

Durante el año 2020, se ha realizado por parte del Servicio de Geomagnetismo del IGN la campaña de observación de estaciones seculares correspondiente a la parte noreste de la Península Ibérica

Este año los trabajos de campo se han visto ampliamente condicionados por los efectos de la pandemia de la COVID-19. La campaña comenzó dos meses más tarde de lo planeado y no ha podido realizarse en su totalidad, pero gracias al esfuerzo de nuestros compañeros del Servicio de Geomagnetismo se ha podido realizar en gran medida.

Esta campaña comenzó con los trabajos de monumentación de la nueva estación de Lesaka (Navarra) y de reparación de la estación de Apiés (Huesca). A continuación, se instaló una estación variométrica portátil en la localidad de Pineda de la Sierra (Burgos) que serviría de referencia para la observación de las estaciones cercanas. A partir de aquí se han observado las estaciones situadas en las poblaciones de Pineda de la Sierra (Burgos), Esles (Cantabria), Markinez (Araba/Álava), Lesaka (Navarra), Tardajos de Duero (Soria), Belchite (Zaragoza), Castralvo (Teruel), Trillo (Guadalajara), Buenache (Cuenca), Bielsa (Huesca) y Apiés (Huesca).

En estas estaciones se miden las componentes geomagnéticas de declinación, inclinación e intensidad total del campo magnético utilizando teodolitos amagnéticos y magnetómetros. Las campañas de observación están organizadas de tal forma que cada tres años se cubre toda la Península, dividiéndose en tres zonas: Sur, Noroeste y Noreste más Baleares. De este modo, cada estación es reobservada con una frecuencia de unos tres años.

Los datos obtenidos en estas campañas de observación sirven para medir la variación secular de las distintas componentes geomagnéticas y mantener actualizada la Cartografía Magnética que publica el IGN.

11/12/2020

Lluvia de estrellas fugaces de las gemínidas

La lluvia de las gemínidas es una lluvia de meteoros (comúnmente llamadas «estrellas fugaces») que sucede todos los años hacia el 14 de diciembre.

Las gemínidas tienen una tasa de actividad por encima de los 120 meteoros por hora y una velocidad de 35 kilómetros por segundo durante varios días, lo que las convierte en una de las lluvias más activas del año junto a las cuadrántidas de enero y las perseidas de agosto. Tras las gemínidas, las siguientes lluvias de meteoros serán las coma berenícidas y las úrsidas el 19 y el 22 de diciembre respectivamente. Ambas tendrán una tasa de actividad mucho más baja que las gemínidas, de entre 3 y 10 meteoros por hora.

Las gemínidas son visibles desde todo el hemisferio norte entre el 4 y el 17 de diciembre aproximadamente. La máxima actividad de la lluvia se espera que tenga lugar sobre las 2 horas (hora oficial peninsular) del día 14 de diciembre, por lo que la mejor noche para la observación debería ser la del 13 al 14 de diciembre; esa noche la Luna será nueva, lo que garantiza un cielo oscuro durante toda la noche.

El lugar de observación puede ser cualquiera con tal de que proporcione un cielo oscuro. Es preferible observar desde un lugar que tenga pocos obstáculos para la vista (como edificios, árboles o montañas), y no utilizar instrumentos ópticos que nos limiten el campo de visión. Aunque las gemínidas parecen venir de la constelación de Géminis (de ahí su nombre), se pueden ver en cualquier parte del cielo. Conviene dirigir la mirada hacia las zonas más oscuras, en la dirección opuesta a la posición de la Luna si la observación se realiza antes de su ocaso. Lo más cómodo es tumbarse y esperar a que la vista se acostumbre a la oscuridad.

10/12/2020

75º Aniversario del Instituto Nacional de Estadística

Con motivo de la conmemoración de su 75º aniversario, el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado un número especial de su revista Índice que lo dedica plenamente a esta conmemoración con una serie de actos conmemorativos y entrevistas a diversas personas y organismos relacionadas directamente o indirectamente con el INE.

El Instituto Geográfico Nacional (IGN) se crea en 1870 como una institución de carácter científico-técnico dentro de la Dirección General de Estadística del entonces Ministerio de Fomento, heredando las competencias de su predecesora Junta General de Estadística que, a su vez, heredaba en 1861 los cometidos de la Comisión de Estadística General del Reino. Desde entonces, el IGN, hasta llegar a su denominación actual, fue también Instituto Geográfico y Estadístico, o Instituto Geográfico, Catastral y de Estadística.

Debido a esta relación entre ambas instituciones, en el apartado de la revista «El INE desde las instituciones» el Director General del IGN y Presidente del CNIG, Lorenzo García Asensio, describe la relación institucional que el IGN ha mantenido y mantiene con el INE, además coincidiendo con que el IGN también celebra una histórica efeméride este año, el 150 aniversario desde su creación.

Desde el IGN felicitamos al INE por tan encomiable labor, con el deseo del mayor de los éxitos en el futuro.

10/12/2020

Actualización del producto Vías Verdes

Disponible en el Centro de Descargas una actualización del producto Vías Verdes, en formato KML, GPX y shapefile (.SHP).

Son rutas aportadas por la Fundación de Ferrocarriles Españoles (FFE) reutilizados como itinerarios no motorizados para ser recorridos por cicloturistas y caminantes, y son accesibles para personas con movilidad reducida (http://www.viasverdes.com).

Puede consultar más información de este producto en la agrupación RUTAS, OCIO Y TIEMPO LIBRE.

09/12/2020

Hallan 66 campamentos romanos en Castilla y León y Cantabria sin excavar el suelo

El Instituto Geográfico Nacional (IGN) proporciona información altimétrica que representa el relieve del territorio nacional, y en el caso de los datos LiDAR, también de los elementos que sobre él se encuentran. La tecnología LiDAR fue incorporada en el año 2009 al Plan Nacional de Ortofotografía Aérea surgiendo el proyecto PNOA-LiDAR del que se obtienen productos derivados tales como Modelos Digitales del Terreno (MDT), Modelos Digitales de Superficies (MDS), Mapa LiDAR y que están disponibles, libres y gratuitos, en el Centro de Descargas del CNIG y que son usados para diversas aplicaciones con la tecnología LiDAR.

A su vez, gracias al Plan Nacional de Teledetección, un proyecto integrado dentro del Plan Nacional de Observación del Territorio (PNOT), con la idea de aunar esfuerzos, tanto económicos como de gestión, entre las distintas Administraciones Públicas españolas para la adquisición de coberturas nacionales con imágenes de satélite de distintas resoluciones espaciales, está disponible en el Centro de Descargas del CNIG los mosaicos de ortoimágenes Landsat 1, 5 y 8, a 80, 30 y 15 metros de resolución de píxel respectivamente y los Mosaicos de ortoimágenes Sentinel2 del programa europeo Copernicus a 10 metros de resolución de pixel.

Un ejemplo de caso de uso de estas bases de datos se ha producido en el campo de la arqueología. Un equipo de arqueólogos acaba de descubrir 66 nuevos campamentos militares en una zona que abarca el territorio de las actuales provincias de León, Palencia, Burgos y Cantabria. Los hallazgos se registraron desde el ordenador durante la pandemia y utilizando métodos no invasivos —sin excavaciones in situ—, como la fotografía aérea y por satélite o la tecnología LiDAR, estas nuevas estructuras han sido documentadas entre otras gracias a las bases de datos del IGN.

04/12/2020

Licencia de datos abiertos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) ha publicado hoy su Licencia de datos abiertos que regula la reutilización de los datos abiertos del MITMA. Por la misma queda vinculada la persona, empresa, organización o entidad que va a hacer uso de los documentos contenidos o descritos en la presente licencia o de cualquier dato derivado del mismo y que sean definidos como datos de carácter abierto del MITMA.

Las presentes condiciones generales definidas en esta licencia permiten la reutilización de los documentos sometidos a ellas para fines comerciales y no comerciales.

El concepto de documento es el recogido en el Anexo de la Ley 37/2007, añadido por el art. único.13 de la Ley 18/2015, de 9 de julio de 16 de noviembre, sobre reutilización de la información del sector público, por lo que comprende toda información o parte de ella, cualquiera que sea su soporte o forma de expresión, sea esta textual, gráfica, sonora, visual o audiovisual, incluyendo los metadatos asociados y los datos contenidos con los niveles más elevados de precisión y desagregación. No se considerarán documentos los programas informáticos que estén protegidos por la legislación específica aplicable a los mismos.

Se entiende por reutilización el uso de documentos que obran en poder de las Administraciones y organismos del sector público personas físicas o jurídicas, con fines comerciales o no comerciales, siempre que dicho uso no constituya una actividad administrativa pública. Queda excluido de este concepto el intercambio de documentos entre Administraciones y organismos del sector público en el ejercicio de las funciones públicas que tengan atribuidas. La reutilización autorizada incluye, a modo ilustrativo, actividades como la copia, difusión, modificación, adaptación, extracción, reordenación y combinación de la información.

04/12/2020

El IGN participa en un grupo de trabajo de la Asociación Internacional de Geodesia

El 8 de octubre tuvo lugar una reunión por videoconferencia del grupo de trabajo dedicado al estudio de los enlaces atmosféricos intra e intertécnica en geodesia espacial «Intra- and Inter-Technique Atmospheric Ties», con la asistencia de Víctor Puente García en representación del Área de Geodesia del Instituto Geográfico Nacional (IGN).

Este grupo de trabajo fue aprobado por la Asociación Internacional de Geodesia (IAG) en diciembre de 2019 para el periodo 2019-2023, y su objetivo principal es aprovechar las estimaciones de parámetros atmosféricos —retraso de la troposfera y gradientes— en emplazamientos en los que se encuentran instalados al menos dos equipos de las diferentes técnicas de geodesia espacial (GNSS, SLR, VLBI y DORIS). Actualmente, el enlace entre estas técnicas se basa en observaciones geométricas que permiten determinar la diferencia de coordenadas entre los puntos de referencia de cada instrumento mediante técnicas de topografía (local tie). La utilización de enlaces atmosféricos permitiría mejorar y hacer más robusto el proceso de combinación de las diferentes técnicas.

Entre las actividades principales de este grupo de trabajo destacan:

  • La comparación de las estimaciones de retardo atmosférico del análisis geodésico de las técnicas GNSS, SLR, VLBI y DORIS.
  • La evaluación de la correlación espacial y temporal entre parámetros atmosféricos.
  • El análisis de la viabilidad de la combinación de técnicas de geodesia espacial utilizando enlaces atmosféricos.
En la reunión se decidió realizar un estudio para la combinación de técnicas utilizando enlaces atmosféricos en dos conjuntos de datos limitados: las últimas dos campañas continuas de observaciones VLBI denominadas CONT14 y CONT17. Cabe destacar que en ambas campañas participó el radio telescopio de 40 metros del Centro Astronómico de Yebes (Guadalajara). El IGN participará en esta actividad realizando por un lado un control de calidad de las estimaciones de parámetros atmosféricos de cada una de las técnicas, y por otro realizando el cálculo de los enlaces atmosféricos en cada emplazamiento.

04/12/2020

Día Mundial del Suelo

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) propuso celebrar el Día Mundial del Suelo. La ONU designó el 5 de diciembre para conmemorar esta efeméride, que se celebra oficialmente desde el año 2014. La campaña de este año, «Mantengamos vivo el suelo, protejamos su biodiversidad», pretende concienciar sobre la importancia de conservar ecosistemas saludables mediante una gestión eficaz para garantizar el bienestar del ser humano.

El suelo es un cuerpo natural que se forma en la superficie terrestre por la interacción de la litosfera, el relieve, el clima y la biosfera a lo largo del tiempo. Se compone de fragmentos de minerales y materiales orgánicos.

El suelo es imprescindible para la vida en la Tierra. Por una parte, es indispensable para la producción de alimentos, madera, fibra y biodiésel. Por otra parte, almacena, filtra y transforma los nutrientes y el agua. Además, contiene una gran diversidad de organismos que participan en los ciclos de nutrientes, contribuyen a la estabilidad estructural y a contrarrestar los efectos de patógenos y contaminantes químicos. Asimismo, sirve de base para el desarrollo de las urbes y las infraestructuras. También contiene la arena, la grava y otros materiales que utiliza el ser humano. Por último, posee rasgos que permiten inferir cambios en el paisaje o el clima en el pasado. En síntesis, el suelo resulta decisivo para avanzar en la resolución de los grandes conflictos y retos de la humanidad: preservar la biodiversidad, producir alimentos en cantidad y calidad adecuada, y mitigar el cambio climático. No obstante, su conservación se enfrenta a riesgos de diversa índole, como la contaminación, el sellado, la erosión, etc., que pueden entrañar daños irreversibles a los ecosistemas. Las intensas transformaciones de la sociedad europea durante la era industrial y postindustrial de los últimos dos siglos han comportado relevantes cambios y algunos perjuicios a nuestros suelos.

España, en particular, ha registrado procesos de degradación del suelo significativos. Por un lado, la contaminación ha afectado a algunos sectores del territorio de manera local. Por otro lado, el sellado ha sido especialmente intenso en las grandes áreas metropolitanas y las costas, donde una parte considerable de la superficie natural ha sido sustituida por suelo artificial. Por último, la erosión se ha dejado sentir con especial intensidad en buena parte de la Región de Murcia, Andalucía, la Comunitat Valenciana, algunas zonas de Castilla-La Mancha y ciertas áreas del Valle del Ebro.