Cartografía topográfica

Mapa Topográfico Nacional

Comprende el Mapa Topográfico Nacional 1:25.000 (MTN25) y el Mapa Topográfico Nacional 1:50.000 (MTN50). La formación de la actual serie MTN25 comenzó en 1975 y se concibió como una serie complementaria MTN50 y limitada a zonas de especial interés: periferia costera, áreas fronterizas y grandes núcleos urbanos. Consta de 4123 hojas de 5' de latitud por 10' de longitud y hereda el cuadro de distribución del MTN50, dividiéndose cada una de sus hojas en cuatro cuartos que se identifican con números romanos. A partir de 1980 se pasó a considerarse como una serie de recubrimiento total del Estado cuya producción se efectuaba mediante técnicas clásicas siendo a partir de 1985 cuando se inició su informatización culminando este proceso en 1994 y convirtiendo al MTN25 en una serie totalmente digital.


  • Península y Baleares: Elipsoide: Internacional (Hayford, 1924). Datum Europeo 1950 (ED50). Origen de longitudes: Greenwich. Proyección: UTM, husos 29, 30 y 31. Con motivo del Real Decreto 1071 que establece como nuevo sistema geodésico oficial de referencia en la Península y Baleares: Elipsoide: SGR80. Datum: ETRS89. A partir de 2015 deberá estar georeferenciada toda la información cartográfica oficial a este sistema.
  • Canarias: Elipsoide SGR80. Datum REGCAN95. Origen de longitud: Greenwich. Proyección: UTM, huso 28

Por su parte, el Mapa Topográfico Nacional a escala 1:50.000 está compuesto por 1106 hojas numeradas del 1 al 1130, su primera edición concluyó en 1968 coincidiendo en el tiempo con los inicios de la nueva serie MTN25, que acabará convirtiéndose en la serie básica de la cartografía oficial de España. En 1985 se paraliza su actualización por procedimientos tradicionales para concentrar los esfuerzos en la producción del entonces nuevo Mapa Topográfico Nacional a escala 1:25.000, MTN25 cuya producción digital facilitaba enormemente los procesos de generalización, a consecuencia de ello en 1999 se acomete el diseño del nuevo MTN50 digital a escala 1:50.000 siendo la primera hoja impresa la de Aranjuez (605) en 1999.


Hoja 559: Madrid

Hoja 559: Madrid del Mapa Topográfico Nacional a escala 1:50.000. Edición de 2002


Cartografía Derivada

Comprenden el resto de series como Mapa Provincial 1:200.000, Mapas Autonómicos, el Mapa de España 1:500.000, 1:1.000.000, 1:1.250.000 y 1:2.000.000 y cartografía en relieve. El Mapa Provincial 1:200.000 constituye un producto de gran trayectoria histórica, no en vano existen ediciones "tipo" de los años 1895, 1963, 1982 y 1999, en este último se comienza a elaborar una nueva serie digital a partir de la Base Cartográfica Numérica 1:200.000 (BCN200) actualizada, a su vez, con datos procedentes del MTN. La serie se compone de un total de 48 mapas impresos (las tres provincias vascas se publican juntas) y en la actualidad se está iniciando su formación utilizando tecnología SIG aplicadas en la Base Cartográfica Numérica 1:200.000 (BCN200) de la cual se deriva, con el fin de optimizar recursos y mejorar la calidad de los procesos de producción cartográfica. Esta nueva etapa incluye mejoras en el diseño y contenido en forma de datos temáticos adicionales junto con una imagen exterior más moderna y actual entre otras.


La serie Mapas Autonómicos consiste en aquellos mapas cuya unidad cartográfica es la Comunidad Autónoma y tiene como base cartográfica el Mapa Provincial a escala 1:200.000. Sus mapas son obtenidos mediante la unión y ajuste de los MP200 formando cada Comunidad Autónoma y generalizando los elementos de acuerdo a la escala final de cada mapa. En el caso de las Comunidades uniprovinciales sólo es necesario el cambio de diseño estético y simbología cartográfica aplicada a esta serie, ya que su escala es la misma. El resto de mapas tienen escala entre 1:200.000 y 1:400.000 dependiendo de su extensión y las limitaciones físicas de impresión.


El primer Mapa de España a 1:500.000 (ME500) publicado por el Instituto Geográfico fue un mapa mural de España dividido en nueve hojas e impreso en 1926, reeditándose en 1982 modificando únicamente las dos láminas referidas a las antiguas Provincias Africanas, para adaptarse a la realidad geopolítica del momento, incluyendo únicamente las entonces denominadas Plazas de Soberanía Africanas (Ceuta, Melilla, Islas Chafarinas y los peñones de Vélez de la Gomera y de Alhucemas). En 2006 se inició el actual Mapa de España 1:500.000, ME500, como proyecto piloto de cartografía realizada mediante tecnología SIG, con el objetivo de obtener un mapa continuo almacenado en una base de datos cartográfica, partiendo como fuente de datos de la Base Cartográfica Numérica 1:200.000, BCN200. Hoy el ME500 es una realidad como Sistema de Información Geográfica.


Las escalas más pequeñas de trabajo corresponden al Mapa de España 1:500.000, 1:1.000.000, 1:1.250.000 y 1:2.000.000. La primera edición del Mapa de España a escala 1:1.000.000 se realizó en 1981 partiendo de la información disponible en ese momento (MTN50 y MP200) mediante un laborioso proceso de generalización debido a la gran diferencia de escalas y su diseño fue modificado en 1995 para adoptar la proposición no de ley aprobada en el Congreso de los Diputados (27/12/1.994) según la cual la ubicación de las Islas Canarias en el mapa deben situarse en su verdadera situación geográfica relativa, es decir, en su parte suroeste. Ello supuso un cambio en las dimensiones del marco del Mapa que aconsejó también un cambio de escala, pasando a ser 1:1.250.000. Este mapa ha sido y es profusamente empleado, en correspondencia con sus sucesivas actualizaciones, como base para diversos mapas temáticos y también para la edición del Mapa de España en relieve a esa misma escala y, mediante generalización cartográfica, para la edición del Mapa de España a escala 1:2.000.000 de gran utilidad en descripciones físico-políticas y temáticas generales de nuestro territorio.


Mapa de la Península Ibérica, Baleares y Canarias a escala 1:1.000.000

Mapa de la Península Ibérica, Baleares y Canarias a escala 1:1.000.000. Instituto Geográfico Nacional. Año 2008

La cartografía en relieve por su parte ha tenido en el Instituto Geográfico Nacional un desarrollo notable desde las décadas de los años 40 y 50, en las que sobre una maqueta de escayola, realizada con un pantógrafo espacial, se pegaba la hoja del mapa impreso en papel, o simplemente se dibujaba el mapa sobre la maqueta. Hoy día esa maqueta se realiza sobre una resina adecuada mediante una fresadora gobernada por un sistema informático que utiliza modelos digitales del terreno. La maqueta permite construir un molde que el que se moldeará (mediante aplicación de calor en vacío) el mapa previamente impreso sobre una lámina de PVC de características especiales. La producción de esta serie es muy variada, desde el mapa de la "Península Ibérica, Baleares y Canarias" a escala 1:1.250.000 a Mapas Provinciales 1:200.000 y Mapas Autonómicos, así como diversas hojas de zonas de sistemas montañosos del MTN 1:50.000 y mapas especiales. De estos últimos cabe destacar el mapa del "Estrecho de Gibraltar" a escala 1:100.000 que incluye la batimetría del fondo marino.



Cartografía temática

El Plan de Cartografía Temática del IGN/CNIG pretende representar fenómenos de naturaleza muy diversa sobre la cartografía topográfica de las Bases y Series Cartográficas Nacionales. Esta cartografía topográfica precisará ser editada y generalizada, a distintos niveles según cada caso, para adecuarla al ámbito geográfico y escala (entre otras características) que correspondan.


Para dotar de un marco de actuación coherente, claro y bien definido al proyecto, se han analizado y clasificado los elementos temáticos a representar dentro de unas líneas generales equivalentes al concepto de serie cartográfica.


Este marco no es una lista cerrada; bien al contrario, se trata de una propuesta versátil y ampliable y, por tanto, abierta a la incorporación de nuevas líneas de actuación que la propia ejecución del Plan pueda sugerir en un futuro.


Las cuatro grandes líneas de actuación propuestas en el Plan son 'Naturaleza', 'Cultura', 'Ocio', e 'Institucional'.



Imprenta oficial

La reproducción impresa de las producciones cartográficas se realiza en la Imprenta Oficial del IGN (una de las tres con que cuenta el Estado). Para ello dispone de una completa infraestructura integrada en el Área de Producción Gráfica y personal altamente cualificado englobado, en su gran mayoría, en el Cuerpo de Técnicos Especialistas en Reproducción Cartográfica. La imprenta se compone de:


  • El Servicio de Edición y Trazado, donde se diseñan las imágenes corporativas de producto y se preparan los archivos digitales para su reproducción impresa.
  • Los Talleres Cartográficos donde se encadenan en tres talleres los procesos para la obtención de cartografía impresa y su plegado.
  • El Laboratorio de control de calidad donde se controlan los materiales de impresión para garantizar su adecuación a la producción gráfica impresa.


Si bien la actividad de la Imprenta se centra fundamentalmente en las publicaciones impresas producidas por el propio Instituto Geográfico Nacional, también se realizan trabajos y servicios externos, tanto a las administraciones públicas como al sector privado, que se ofrecen a través del Centro Nacional de Información Geográfica.

Para más detalles véase en Servicios del CNIG los apartados de  Talleres Cartográficos  y  Laboratorio de Control de Calidad.



Bases de datos geográficas

Una base de datos geográfica (BDG) es una colección de datos organizados de tal manera que sirvan para la realización de análisis y gestión del territorio dentro de aplicaciones de Sistemas de Información Geográfica (SIG).


La espina dorsal de una BDG es el modelo de datos, consiste en formalizar conceptualmente el mundo real con el objeto de realizar una abstracción que permita satisfacer unas necesidades de información. La implementación del modelo debe de facilitar la explotación y optimizar el almacenamiento para conseguir el mejor rendimiento en las consultas. Las BDG pueden construirse bien como producto independiente de fácil carga y explotación en un SIG, o propiamente como un SIG. El Instituto Geográfico Nacional ha elaborado las bases BCN25, BTN25 y BCN200 según el primer caso, transformando posteriormente BTN25 y BCN200 en sendos sistemas de información geográfica.


Base Cartográfica Numérica 1:25.000 (BCN25)

La Base Cartográfica Numérica a escala 1:25.000 (BCN25) se inicia en 1995 con el objetivo de proporcionar una infraestructura de datos geográficos digitales básicos de cobertura nacional a escala 1:25.000. La BCN25 tiene un carácter cartográfico, debido a que procede del MTN25, con geometría desplazada en caso de conflicto. Como producto final se obtiene un conjunto de ficheros, semántica y analíticamente correctos, que cubren la totalidad del territorio, uno por hoja del MTN25, con continuidad asegurada a través del case de hoja.


Base Topográfica Nacional 1:25.000 (BTN25)

Para solventar las limitaciones cartográficas de la BCN25, comienza en 2006 el proyecto Base Topográfica Nacional de España a escala 1:25.000 (BTN25). Su objetivo es obtener una base de datos geográfica tridimensional con carácter topográfico, ya que las geometrías de sus elementos no están sometidas a procesos de redacción cartográfica, es decir, que están representados en su situación geográfica original. Para obtener este producto se modifica el flujo de producción, es decir, la BTN25 sirve de base para la elaboración y edición del MTN25 (y no al revés, como ocurría con BCN25).


Para la generación de la BTN25, los datos se capturan directamente sobre el terreno o mediante técnicas indirectas de adquisición como la restitución fotogramétrica, digitalización sobre ortofotografías, etc., y la información contenida en la base de datos se actualiza, modifica o elimina con respecto a lo que existe en el terreno en el momento de la captura.


Posteriormente, los datos se completan con información procedente de diferentes fuentes, lo que proporciona la categorización y el contenido semántico de los datos. Las dudas o lagunas de información que se hayan producido se resuelven mediante trabajos de investigación sobre el terreno. Por último, se realiza un tratamiento geométrico, topológico y semántico de la información geográfica, así como el case entre hojas colindantes para garantizar la continuidad geométrica y semántica de la información. El resultado final de la BTN25 es un conjunto de datos analítica y semánticamente correctos con una topología elemental implícita que hace posible su utilización como una base de datos geográfica dentro de sistemas de información.


En aplicación de los principios que rigen el Sistema Cartográfico Nacional (Real Decreto 1545/2007, de 23 de noviembre) y que promueven la cooperación entre las Administraciones Públicas españolas en materia cartográfica, la BTN25 tiene como objetivo primordial cubrir la totalidad del territorio español armonizando su información con la procedente de las bases de datos topográficas de las comunidades autónomas, mediante acuerdos de colaboración y cooperación entre el IGN/CNIG y las respectivas CC.AA. Para ello se están utilizando las especificaciones de la Base Topográfica Armonizada aprobadas por el Consejo Superior Geográfico.


La BTN25 pasará, de este modo, a ser la infraestructura básica de datos vectoriales de referencia que describen la realidad geográfica de un modo uniforme para toda España, uno de cuyos principales destinos es la derivación del Mapa Topográfico Nacional de España a escala 1:25.000 (si bien la base mantiene una resolución geométrica equivalente a la escala 1:10.000).


Base Cartográfica Numérica (BCN200)

La Base Cartográfica Numérica a escala 1:200.000 (BCN200), es un conjunto de datos geográficos vectoriales, que en su origen fue constituido mediante la digitalización y edición de la información contenida en la serie de Mapas Provinciales a escala 1:200.000 del IGN.


Actualmente, se ha enriquecido y actualizado mediante la generalización de los datos de BCN25 y la incorporación de información proveniente de multitud de fuentes con el objeto de convertir BCN200 en un moderno sistema de información geográfica multipropósito que alberga datos geográficos y temáticos, siendo capaz de servir de soporte tanto a consultas geográficas como a la producción de diversos productos cartográficos y de bases de datos derivadas.


BCN200 contempla su actualización por periodos anuales a partir de las ortoimágenes de satélite de alta resolución que proporciona el Plan Nacional de Teledetección cada año. Además su resolución espacial está siendo aumentada a la equivalente a una escala 1:100.000 para posibilitar su armonización con las series cartográficas del Centro Geográfico del Ejército de Tierra (CEGET), a través de un ambicioso proyecto de colaboración entre dicho Centro y el IGN que ejemplifica los principios del vigente Sistema Cartográfico Nacional.


BCN200 es la infraestructura espacial adecuada para derivar diferentes productos de cartografía digital e impresa como el Mapa Provincial 1:200.000, las cartoimágenes provinciales 1:200.000 y otras series de escala menor, o para dar soporte a proyectos de ámbito nacional como el Sistema de Información Geográfica Nacional (SIGNA) y la Infraestructura de Datos Espaciales de España (IDEE), e internacional como EuroRegionalMap (ERM).

BCN200

Detalle Base Cartográfica Numérica BCN200


Investigación, desarrollo e innovación (I+D+i)

La Información Geográfica (IG) se sitúa a la cabeza de los productos más demandados por los ciudadanos a las Administraciones Públicas.


El IGN en la actualidad desarrolla diferentes proyectos de I+D+i aplicados a la producción cartográfica y el control de calidad en entornos SIG, creando y mantenimiento bases de datos continuas que permiten generar cartografía bajo demanda rompiendo el clásico concepto de hoja de serie cartográfica.


Estas bases de datos permiten no solo la interoperabilidad entre ésta y otras bases de datos, ya bien del IGN o de otros organismos de las Administraciones Públicas, sino que permiten la multirepresentación a través de procesos de generalización conceptual o cartográfica.


Así mismo, es posible establecer procesos de control de calidad mediante reglas semánticas y minería de datos espaciales. Todas estas técnicas facilitan la actualización mediante la detección automática de cambios en las bases de datos geográficas vectoriales a partir de imágenes ráster y otras fuentes vectoriales.


Brújula